Ignacio Babé

Ignación Babé

Secretario General, Club Excelencia en Gestión

Logo CEG
CuadradosCEG

Asomarse a un balcón es temerario (¡y más si eres un joven inglés y estás muy bebido en Mallorca, con amigos!). Imaginaos cuanto más, asomarse al futuro de la gestión.

El gran problema de escribir sobre el futuro es que el futuro no está escrito. Los meteorólogos son científicos, y bastante buenos para explicar lo que está ocurriendo en tiempo real, pero fallan todavía mucho en sus pronósticos, a pesar de los medios y cantidad de datos e informaciones que manejan. Yo espero que los lectores sean indulgentes con este escriba que, sin tantos medios como los meteorólogos, se aventura hoy a predecir algo sobre cómo las empresas y las organizaciones serán sobresalientes, por su excelencia, innovación y sostenibilidad, en el futuro.

Al asomarme, me gustaría poder decir: “sawubona” futuro. Se trata de un término zulú que significa literalmente “te veo” y por eso se usa en encuentros y despedidas. Pero realmente, en ese “te veo” hay muchas más implicaciones, porque no sólo veo tu cara, por su puesto, sino tus esperanzas, tus sueños, de dónde vienes y a dónde vas. Por tanto, más que un término educado, “sawubona” conlleva la importancia de reconocer el valor y la dignidad de cada persona.

Por esta razón, desde el Club Excelencia en Gestión usamos como “sawubona” el Modelo EFQM, que nos permite ver el valor y el resultado de lo que hacemos hoy pero, también, más allá porque evalúa y mide la transformación. Nos permite observar cómo las organizaciones se preparan para el futuro y pronosticar, en buena medida, cómo serán el día de mañana.

El Modelo EFQM ayuda a las empresas, organizaciones y organismos públicos a reinventarse, a innovar, a ser más sostenibles, preparándose para el futuro. Y lo hace teniendo en cuenta las variables más importantes para la buena gestión en estos tiempos. Y de forma holística, es decir, integrando todos los aspectos relevantes y, además, de forma equilibrada.

Pertrechados con esta herramienta, que es el Modelo EFQM, “nos asomamos y vemos” que las organizaciones más preparadas para el futuro, las que serán sobresalientes (en excelencia, innovación y sostenibilidad) entonces, hoy:

  • Son las que tienen un propósito comprometido con la sociedad porque resulta ilusionante,
  • Están involucradas en contribuir a los ODS y buscan la sostenibilidad ambiental, económica y social,
  • Son las que han entendido que el futuro son redes de colaboración y trabajarán en ecosistemas orquestados o con plataformas digitales, con relaciones mutuamente dependientes y fronteras porosas,
  • Se caracterizan por tener una cultura (el ingrediente secreto de las organizaciones de éxito) basada en comportamientos y valores que todos siguen, como la inclusión y la diversidad,
  • Solo tienen estructuras organizativas ad-hoc, y radicalmente planas, en lugar de complicados organigramas con muchos niveles jerárquicos
  • Se muestran dispuestas a desaprender para poder aprender nuevas habilidades en todos los niveles y áreas de la organización, desarrollando el talento como parte de la estrategia
  • Acceden a las mejores capacidades, conocimiento, talento y activos, con pocas personas con contratos a largo plazo y muchos trabajando por proyectos, demostrando su talento y habilidades prácticas,
  • Disfrutan de una comunicación fluida con todos los grupos de interés, proporcionándoles una experiencia global. Son sensibles a clientes exigentes, sobrepasando exigencias e innovando,
  • Tienen una clara agenda de valor porque saben exactamente por qué, dónde y cómo crean valor,
  • Se caracterizan por ser ya muy ágiles, innovadoras y eficientes en sus operaciones y creación de valor,
  • Gestionan el día a día con excelencia pero pensando en el futuro y la necesaria transformación, tomando decisiones rápidas y mejores, por la adecuada distribución de directivos, equipos, individuos y algoritmos,
  • Manejan muchos datos útiles para convertirlos en información que una vez “curada” será fuente de conocimiento para extraer discernimiento que permita tomar mejores decisiones.
  • Tienen directivos capaces de entender lo suficiente sobre inteligencia artificial y machine learning como para generar beneficios tangibles en el futuro,
  • Siguen incorporando tecnologías útiles sólo en la medida en que sus personas serán capaces de asimilarlas y crear ventajas competitivas,
  • Están dispuestas a cambiar, rápidamente y con éxito, gracias a la mentalidad de crecimiento, curiosidad y entusiasmo por experimentar. Anticipan y lideran.
  • Miden continuamente las percepciones y los resultados de sus grupos de interés para seguir ajustando y sintonizando con sus necesidades y expectativas,

Como decía Wayne Gretzky, un famoso jugador canadiense de hockey sobre hielo: “Un buen jugador de hockey juega donde está el disco. Un excelente jugador de hockey juega donde el disco va a estar.”

Por eso, desde el Club Excelencia en Gestión, creemos que las organizaciones excelentes son las que están ya ocupando posiciones para “jugar” en el futuro.